Respetar los derechos de las mujeres migrantes

Una Barcelona inclusiva desde ser capaz de articular de manera adecuada la nueva diversidad cultural. En materia de migración y género, el Ayuntamiento debe garantizar el respeto de las libertades y la convivencia entre las diferentes maneras de entenderlas que coexisten en nuestra ciudad. Por ello, hay que realizar un trabajo integral desde la base, una educación en el respeto a las libertades y los valores democráticos que comienza en las escuelas y pasa por los barrios, universidades y todo tipo de centros cívicos y sociales. Para garantizar la convivencia y los derechos de las mujeres migrantes, erradicando el sexismo y las medidas estigmatizadoras, proponemos:

  • Derogar el decreto del uso del velo integral en los equipamientos públicos.

  • Garantizar, en caso de que una mujer vista el velo integral contra su voluntad, los recursos para actuar desde los servicios integrales contra la violencia machista.

  • Impulsar el protagonismo de las mujeres migrantes en las políticas públicas, reforzando los recursos de los servicios sociales de base, la mediación comunitaria intercultural y la intervención en los barrios. En los casos en que se generen conflictos, la intervención debe priorizar la mediación comunitaria.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Acción social y comunitaria
Derechos humanos, civiles y sociales
Género
Migraciones
Seguridad y convivencia