Reconocer y fomentar el derecho de participación de las personas migrantes en la vida política

La participación política y la representación de las personas migradas son fundamentales para la transformación social de la ciudad. El derecho de voto de las personas extranjeras debe ser una herramienta de diálogo que debe acompañar un proceso de inclusión en la sociedad, al tiempo que debe ser un instrumento de empoderamiento contra el racismo y la exclusión. Desgraciadamente, los derechos de ciudadanía dependen todavía fundamentalmente de la obtención de la nacionalidad y, en el mejor de los casos, de convenios de reciprocidad firmados por los gobiernos de turno. Es por eso que proponemos:

  • Poner al alcance de la población migrante toda la información de una manera muy directa (por carta o campaña).

  • Adaptar el trámite de la inscripción a los horarios de las personas, haciendo posible que se registren.

  • Reconocer el derecho de participación en todos los procesos participativos, incluyendo consultas y audiencias públicas, de todas las personas que viven en Barcelona.

  • Diseñar desde el Ayuntamiento de Barcelona políticas específicas que permitan a la población migrada no ciudadana acceder a más espacios de participación política, de activismo y de representación, en articulación con movimientos sociales y entidades.

  • Promover un papel activo del Ayuntamiento en el camino hacia la plena ciudadanía de la población extranjera, es decir, en el reconocimiento de su derecho de voto y de la plenitud de los derechos políticos.

  • Trabajar para la incorporación de oficio en el censo electoral de todas las personas extranjeras comunitarias y no comunitarias que tengan derecho de voto en las elecciones municipales.

  • Trabajar para ampliar los plazos de la ley catalana que reconoce el derecho de participación en las consultas.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Migraciones
Participación, transparencia y rendición de cuentas