Promover el derecho de iniciativa municipal popular y las consultas municipales

La iniciativa ciudadana, entendida como el derecho a proponer y promover una votación para que el gobierno municipal desarrolle un determinado proyecto o una determinada acción, es un derecho fundamental de la participación democrática.

Actualmente la normativa municipal es muy restrictiva. No se permiten las consultas o las iniciativas en el ámbito de barrio, sólo en el de ciudad o distrito, y se requieren las firmas de un 1% de las personas mayores de 16 años empadronadas en el territorio implicado. Además, en el caso de la consulta se requiere la aprobación del Consejo Municipal o de Distrito del Ayuntamiento con una mayoría de dos tercios y la participación del 50% de las personas mayores de 16 años.

Se requieren cambios profundos en la normativa que reduzcan las restricciones y que garanticen jurídicamente consultas o iniciativas vinculantes en diferentes ámbitos territoriales. Por ello nos comprometemos a:

  • Modificar el Reglamento Municipal de Normas Reguladoras de la Participación Ciudadana, en cuyos cambios se considerará:

    • Contemplar diferentes ámbitos territoriales para la realización de consultas e iniciativas ciudadanas (barrio, distrito y ciudad).

    • Rebajar el requisito de número de firmas requeridas para promover una iniciativa ciudadana al 0,5% de las personas mayores de 16 años empadronadas en el territorio.

    • Realizar consultas o iniciativas ciudadanas vinculantes con la aprobación por mayoría simple del órgano comptetente.

    • Garantizar la posibilidad que la comisión promotora pueda retirar la iniciativa si considera que en el proceso de validación queda desvirtuada.

Asimismo será necesario:

  • Crear un grupo de trabajo mixto, integrado por los grupos promotores de la iniciativa, por personal técnico y servicios jurídicos del consistorio, que será responsable de valorar la iniciativa en términos de viabilidad técnica, jurídica, económica y/o competencial.

  • Garantizar que no haya ninguna contradicción entre los contenidos de las iniciativas ciudadanas y los resultados de los procesos participativos del Programa de Actuación Municipal, del Programa de Actuación del Distrito y de los presupuestos municipales, así como los límites que se contemplan en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Participación, transparencia y rendición de cuentas