Poner en marcha un sistema de rendición de cuentas de los altos cargos municipales

Los modelos actuales muestran déficits claros en la rendición de cuentas, un concepto que debe fundamentarse en una perspectiva amplia que no converja tan solo en las formas y los procesos, sino también en una visión que sirva como instrumento de una democracia radical, es decir, de la prestación del bien común. Hay que mantener una postura ética, la defensa del interés público, los principios democráticos y la atención de los intereses de la ciudadanía, así como una responsabilización permanente de los gestores y gestoras públicos y responsables políticos.

Sin embargo, no es suficiente facilitar la transmisión y comunicación de informaciones y los instrumentos electrónicos a la ciudadanía, sino que es necesario emplear recursos comunicativos para promover la participación y coproducción de decisiones y políticas. Es por ello que proponemos:

  • Crear un sistema de Ayuntamiento Responde que garantice que los altos cargos, desde el alcalde o alcaldesa y el equipo de gobierno hasta los consejeros y las consejeras de distrito, deban responder periódicamente a las preguntas más votadas realizadas por la ciudadanía en una plataforma abierta. Este modelo está inspirado en la experiencia del Gabinete Digital de Porto Alegre (Brasil).

  • Realizar, en caso de incumplimiento de los compromisos, procesos de revocación y/o penalización de los altos cargos a través de un sistema de votaciones, basados en la evaluación de los procesos y los objetivos de sus políticas.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Participación, transparencia y rendición de cuentas