Poner el cuidado en el centro de la política y municipalizar el servicio de atención domiciliaria

En la actualidad, el millar de trabajadores y trabajadores que llevan a cabo los requerimientos del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) dependen de entidades y empresas de la economía social. Para asegurar la calidad del servicio y evitar su precarización, proponemos:

  • Otorgar la máxima prioridad posible a cláusulas técnicas y sociales que aseguren un buen funcionamiento del servicio ( como la especialización de la entidad gestora, la formación del personal, el proyecto orientado al servicio, la promoción de la economía social y cooperativa, la incorporación de cláusulas contra la violencia, etc.).

  • Fijar un precio/hora del servicio que garantice un salario digno.

  • Crear mecanismos de control, de auditoría, de seguimiento y, en caso necesario, de sanción a las entidades gestoras de los servicios.

  • Promover espacios de relación y trabajo conjunto entre profesionales.

  • Ampliar la red de servicios de proximidad destinados al cuidado cotidiano de las personas mayores y con dependencia en toda la ciudad, fortaleciendo también las redes comunitarias de apoyo y los grupos de autogestión de los cuidados.

  • Definir un plan de actuación y viabilidad para lograr la municipalización del SAD.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Acción social y comunitaria
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Diversidad funcional
Envejecimiento
Género