Lograr una ciudad libre de violencia racista y xenófoba

Una ciudad para la vida no puede tolerar forma alguna de racismo o xenofobia ni desde el ámbito comunitario, ni desde el institucional o los medios de comunicación. Para combatir estas prácticas, planteamos:

  • Dotar a la Oficina para la No Discriminación (OND) del Ayuntamiento de competencias para recoger las denuncias ciudadanas, prestar asesoramiento (legal, psicológico, moral, económico, etc.), dar apoyo a las entidades que trabajan en este ámbito o promover actuaciones que fomenten nuevas formas de convivencia basadas en la igualdad de derechos de todas las personas que viven en Barcelona y en la gran diversidad que existe entre las diferentes personas, colectivos y barrios de la ciudad.

  • Desarrollar políticas activas contra el racismo y la xenofobia, (especialmente la islamofobia, la judeofobia y las diferentes formas de discriminación contra el pueblo gitano) en coordinación y colaboración con las diferentes asociaciones e instituciones de la ciudad que trabajan en este ámbito.

  • Dar apoyo (legal, económico y moral) a las entidades de la ciudad que trabajan en esta área sin ánimo de duplicar o suplantar el trabajo que realizan, sino para trabajar conjuntamente para elaborar un plan integral de lucha contra el racismo y la xenofobia, un plan de difusión de lucha contra la islamofobia (de especial inicdencia en mujeres y menores),  y un plan de difusió de la red anti-rumores.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Derechos humanos, civiles y sociales
Migraciones
Minorías étnicas y culturales
Seguridad y convivencia