Incentivar la industria local

Barcelona ha experimentado una importante desindustrialización en los últimos años. La actividad industrial constituye un elemento importante para mantener un elevado grado de diversificación económica por razón de los efectos que genera en otras actividades y por su relación con el cambio técnico. Si bien es evidente que una política industrial debe contemplar una visión metropolitana, hay que impulsar algunas medidas claras de ámbito local, como por ejemplo:

  • Promover el mantenimiento y la consolidación de los polígonos industriales ya existentes (Zona Franca, Bon Pastor, La Verneda), garantizando su calificación urbanística y las infraestructuras fundamentales para que puedan seguir siendo activos.

  • Mantener las actividades productivas que suministran bienes industriales de proximidad y que, a menudo, requieren una buena organización que no genere problemas de convivencia (creación de minipolígonos de proximidad en barrios en remodelación o espacios reservados).

  • Consolidar las actividades de servicios industriales articulados en el tejido productivo local

  • Promocionar experiencias productivas en sectores tradicionales orientadas a promover la producción de calidad basada en la calificación laboral y las condiciones laborales justas.

  • Hacer de Barcelona una ciudad líder en los temas vinculados a las nuevas formas de producción digital distribuidas.

Tipo Modelo de ciudad: 
Cambio de modelo
Tema: 
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Sociedad del conocimiento