Impulsar el protagonismo de los trabajadores y trabajadoras municipales en su función de servicio público

Los miles de funcionarios y funcionarias y empleados y empleadas municipales han sido y siguen siendo el núcleo básico del servicio a la ciudadanía de Barcelona. Muchas veces los dirigentes municipales han confiado más en expertos y en empresas externas que en la capacidad y la experiencia de los servidores públicos municipales. De la misma manera que sin la implicación de la ciudadanía, de las entidades y de los movimientos sociales es muy difícil cambiar las cosas en la ciudad, tampoco se podrá hacer si no se parte del conocimiento, la experiencia y el buen criterio que han acumulado a lo largo de los años las personas que trabajan en y por el Ayuntamiento. Es por ello que nos comprometemos a:

  • Priorizar la realización de los servicios desde la propia estructura organizativa y evitando el recurso excesivo a la externalización.

  • Revisar los puestos de trabajo del consistorio con el fin de reducir la temporalidad y la eventualidad al mínimo posible.

  • Erradicar la segregación vertical por motivos de género existente a pesar del elevado número de mujeres que trabajan en el Ayuntamiento.

  • Implementar mecanismos que permitan expresar y desarrollar la creatividad de los servidores municipales.

  • Crear grupos de mejora de los procesos y de las actividades municipales formados por personas empleadas y funcionarias que junto con usuarias y entidades del territorio ayuden a mejorar servicios y reforzar la descentralización.

  • Acercar la gestión a las necesidades de la ciudadanía, reforzando maneras conjuntas de hacer y de evaluar.

  • Avanzar en modos transversales de relacionar problemas sociales y servicios municipales, contribuyendo al trabajo en red y tan cerca del territorio como sea posible.

  • Construir servicios más abiertos, más compartidos entre diferentes ámbitos y que den mejores respuestas a los problemas colectivos. Necesitamos la complicidad de los servidores municipales para hacer la gestión pública municipal más transparente y más responsable y por lo tanto más capaz de dar respuesta a las necesidades de la ciudad y su gente.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Género
Participación, transparencia y rendición de cuentas