Implicar a la población en las reformas integrales de los barrios

La ciudad de Barcelona presenta una gran heterogeneidad entre distritos y barrios, con áreas con un alto nivel de bienestar y renta y otras con condiciones físicas y socioeconómicas deficientes en las que se concentra la población más desfavorecida y vulnerable, hecho que genera un gran nivel de desigualdad en el territorio.

Los barrios son un espacio de oportunidad para mejorar las situaciones de vulnerabilidad que afectan a las personas que viven y para impulsar procesos de cohesión social. Es por eso que hay que focalizar programas especialmente dirigidos a las zonas más vulnerables de la ciudad para mejorar las condiciones físicas, sociales, económicas y de salud de su población.

La Ley de Barrios (2004) supuso, desde el origen, una nueva metodología de intervención integral en los barrios por parte de las administraciones públicas. Este tipo de normas es fundamental para impulsar una regeneración urbana basada en la participación ciudadana. Por eso proponemos:

  • Poner en práctica, dentro de las posibilidades competenciales existentes, un plan de barrios que permita una intervención integral desde una mirada centrada en la transversalidad y en la participación ciudadana de los vecinos y de las vecinas y la evaluación de los resultados.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Participación, transparencia y rendición de cuentas