Hacer de Barcelona una ciudad pionera en la lucha contra el cambio climático

El cambio climático es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad y, a la vez, constituye una gran oportunidad para reconfigurar la ciudad que queremos. Es urgente reducir radicalmente nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente los habitantes de las sociedades más ricas que contribuimos de forma desproporcionada. Es a la vez una cuestión de justicia y de supervivencia: para nosotros, para nuestros niños, para las personas más vulnerables que ya empiezan a sufrir las consecuencias y para el resto del mundo natural.

La política local juega un papel clave en la lucha contra el cambio climático: las ciudades se encuentran en primera línea de los impactos del cambio climático y pueden desarrollar actuaciones directas y efectivas para reducir las emisiones y avanzar hacia una 'Ciudad en Transición'. Además, estas actuaciones van unidas a mejoras en la salud, el entorno y la calidad de vida de las personas; reducen la dependencia económica y generan empleo verde local. Para caminar en esta dirección proponemos:

  • Impulsar políticas transversales y promover la transición hacia un modelo energético 100% renovable.

  • Impulsar la movilidad a pie y en bicicleta y el transporte público sostenible

  • Evitar el uso de combustibles fósiles en las actividades portuarias y fomentar el ahorro y eficiencia energéticos.

  • Disminuir el vertido y la quema de residuos.

  • Promover una agricultura ecológica, apoyando los circuitos de comercialización cortos y las iniciativas que promuevan dietas con menos consumo de carne.

  • Favorecer el consumo consciente y el turismo responsable.

  • Reducir la dependencia respecto a sectores económicos intensivos en energía.

  • Desarrollar estrategias de adaptación a los futuros escenarios climáticos.

Tipo Modelo de ciudad: 
Cambio de modelo
Tema: 
Ecología
Urbanismo, vivienda y movilidad