Garantizar la participación ciudadana efectiva en los órganos estables

El actual modelo de participación ciudadana, desarrollado en el Reglamento de la Participación Ciudadana y el Reglamento de Organización y Funcionamiento de los Distritos presenta síntomas evidentes de agotamiento. Es un modelo con capacidad de acceso desigual y que ha sido incapaz de integrar las aportaciones individuales, de las entidades y de los movimientos sociales. En el consistorio hay una multitud de órganos de carácter temático y territorial con una capacidad de propuesta y de incidencia muy pequeña, de carácter muy vertical y formal y muy alejados de la ciudadanía. Además, a menudo están limitados a la voluntad política del responsable de turno, lo que genera involuntariamente prácticas poco transparentes y clientelares. Para revertir esta situación nos comprometemos a:

  • Diseñar un nuevo modelo de participación en los órganos estables de forma conjunta con la ciudadanía.

  • Fomentar una gobernanza compartida que refuerce el papel de la democracia directa, deliberativa y vinculante, con metodologías presenciales y digitales.

  • Introducir instrumentos de transparencia y gobierno abierto que consigan ir hacia la coproducción de políticas públicas con la ciudadanía y los colectivos organizados.

  • Impulsar una participación más equilibrada entre los diferentes grupos sociales, procurar no reproducir más desigualdades y asegurar la implicación de quien menos participa.

Tipo Modelo de ciudad: 
Democracia abierta
Tema: 
Diversidad funcional
Envejecimiento
Género
Juventud
Migraciones
Participación, transparencia y rendición de cuentas