Garantizar la inclusión del principio de igualdad de género en todas las políticas públicas del Ayuntamiento

Para que la igualdad de género sea realmente una prioridad transversal de las políticas públicas locales (siguiendo las recomendaciones de Beijing de 1995 y del Estatut de Catalunya de 2007), es imprescindible que la estructura organizativa de las políticas de género se refuerce y que, más allá de gestionar determinados servicios específicos y promover colaboraciones puntuales con el resto de áreas, se enfoque a un trabajo continuo y sistemático de dinamización, seguimiento y apoyo a todas las áreas del consistorio para incorporar la perspectiva de género en todas las actuaciones municipales. En la práctica, esto implica:

  • Situar la responsabilidad de la transversalidad en el máximo nivel político y gerencial -en este caso, en la Alcaldía y en la Gerencia Municipal- para tener suficiente apoyo político, una visión general del conjunto de las actuaciones municipales, y la capacidad de coordinar el trabajo intersectorial y transversal con eficacia.

  • Garantizar la participación del movimiento feminista en la definición de todas las políticas.

  • Formar al personal del Ayuntamiento en materia de igualdad de género.

  • Establecer referentes en este tema en todas las áreas.

  • Evaluar sistemáticamente el impacto de género de las intervenciones y adaptar los sistemas de información para que apoyen estos cambios, entre otras medidas.

  • Incluir cláusulas de igualdad en contratos, convenios y subvenciones públicas.

Tipo Modelo de ciudad: 
Cambio de modelo
Tema: 
Género