Garantizar el derecho a un envejecimiento digno, activo, autónomo y saludable

Barcelona ha experimentado de forma intensa desde 1980 un proceso de envejecimiento de la población propio de la evolución demográfica de las ciudades europeas. En el año 2013 vivían solas en Barcelona 88.018 personas mayores, el 25,8% del total de la población de 65 años y más. Cabe hacer mención especialmente del caso de las personas de 75 años y más que viven solas, que en el año 2013 representaban el 31,3% de la población total de esta franja de edad.

El índice de soledad (población de 75 y más años que vive sola / población total de 75 y más años) es más del doble entre las mujeres que entre los hombres mayores. En el año 2013, casi el 40% de las mujeres de 75 años y más vivían solas.

Frente a ello proponemos:

  • Impulsar actuaciones de corto y mediano plazo que prioricen la prevención y promoción de la de las personas mayores.

  • Ampliar el programa Radares a toda la ciudad con el objetivo de garantizar que las personas convivan en su entorno próximo, reduciendo su aislamiento y la exclusión con la participación de vecinos y vecinas, comerciantes, personas voluntarias y profesionales de las entidades y de los servicios.

  • Ampliar los servicios de atención domiciliaria, la teleasistencia y reforzar los programas de apoyo comunitario para acompañar las situaciones de soledad.

  • Elaborar programas que permitan a las personas mayores participar como sujetos activos en la sociedad sin sufrir discriminación y disfrutar de una calidad de vida buena e independiente.

Tipo Modelo de ciudad: 
Derechos básicos
Tema: 
Acción social y comunitaria
Derechos humanos, civiles y sociales
Envejecimiento
Participación, transparencia y rendición de cuentas
Salud