Establecer una Renta Municipal complementaria para familias bajo el umbral de la pobreza

La crisis ha afectado duramente a las familias de Barcelona y ha generado nuevas situaciones de pobreza. Las políticas injustas, además, han hecho pagar el precio de la crisis a los colectivos y los barrios más vulnerables, hecho que ha generado un incremento inédito de les desigualdades. Hoy la pobreza en Barcelona alcanza a casi el 20% de la población.

Barcelona dispone de suficientes recursos para que ninguna de sus familias viva por debajo del umbral de la pobreza, o no pueda hacer frente a la cobertura de necesidades básicas.Hay que trasladar esta consideración al ámbito de las prioridades colectivas, de las políticas municipales. Hoy los servicios sociales asignan ayudas económicas de urgencia en el marco de lo que podemos considerar una política reactiva, muy fragmentada e infradotada en su volumen de recursos. Hay que ir más allá y por eso proponemos:

  • Superar la actual política de ayudas y establecer un apoyo económico de inclusión, dirigido al conjunto de personas en situación de pobreza y con dificultad de cobertura de cualquier tipo de necesidad básica.

  • Incorporar este apoyo económico al catálogo de servicios sociales municipales y fijar una cuantía que asegure acada persona y de forma complementaria un nivel de renta por encima del umbral de la pobreza.

  • Avanzar mientras el Parlamento no apruebe la Renta Garantizada de Ciudadanía, hacia la consolidación del apoyo económico en forma de una Renta Municipal Complementaria, financiada con recursos municipales a partir de una clara reorientación de prioridades y vinculada al resto de medidas que Barcelona En Comú propone en este bloque de Derechos Básicos.

Tipo Modelo de ciudad: 
Derechos básicos
Tema: 
Derechos humanos, civiles y sociales
Envejecimiento
Género
Minorías étnicas y culturales
Pobreza y exclusión
Presupuestos y fiscalidad