Elaborar un plan de lucha contra el paro

Barcelona tiene unas 100.000 personas en paro, la mitad de larga duración y casi la mitad sin prestación. Más del 40% de los jóvenes está sin trabajo y un 15% de las personas que trabajan perciben salarios de pobreza. El Gobierno de CiU ha apostado por un modelo económico que ha generado la pérdida de 50.000 puestos de trabajo, ha incrementado los índices de precariedad laboral y ha actuado de manera tardía e insuficiente para abordar una situación que se convierte en crónica.

Hay que diversificar la actividad económica y reorientar el modelo productivo para hacerlo más justo social y ambientalmente. Esto no se puede hacer de la noche a la mañana, pero sí que se pueden adoptar líneas de actuación claras para detener y revertir esta tendencia. En este sentido, proponemos:

  • Reorientar a fondo Barcelona Activa, y poner en marcha un programa de formación y creación de empleo descentralizado por distritos y con participación comunitaria .

Este programa se concentrará de manera preferente en cinco áreas:

  • Rehabilitación energética y urbana
  • Prevención y gestión sostenible de residuos
  • Apoyo y fortalecimiento del tejido comercial de proximidad
  • Atención y cuidado de las personas, especialmente niños, personas mayores y personas con dependencia
  • Fomento de la economía cooperativa y de su actualización tecnológica
Tipo Modelo de ciudad: 
Derechos básicos
Tema: 
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Género
Juventud
Minorías étnicas y culturales
Pobreza y exclusión