Elaborar un plan contra la feminización de la pobreza

Si bien los impactos de la crisis económica son nocivos para una buena parte de la población barcelonesa, los datos constatan que los efectos negativos sobre las mujeres son superiores. Actualmente las mujeres sufren un empobrecimiento material y unas condiciones de vida cada vez más duras: el paro de larga duración es superior en su caso, su media de riesgo de caer en la pobreza es casi cuatro puntos porcentuales superior a la de los hombres, su pensión media es un 38% inferior a la masculina, y los recortes en guarderías, en dependencia y en inversión social destinada a la infancia y la familia aumentan la carga de trabajo de cuidado que recae de forma prioritaria en las mujeres, lo que reduce sus oportunidades en el mercado laboral.

Para afrontar esta situación proponemos:

  • Implementar un plan que se plantee como horizonte la reducción de la feminización de la pobreza.
  • Realizar con este objetivo un diseño cooperativo y transversal entre acción social, vivienda, trabajo, educación, salud y los diferentes distritos y barrios.
  • Priorizar las respuestas de proximidad y revisar, en base a los indicadores sociales de cada zona, los servicios disponibles y los que serían necesarios.
Tipo Modelo de ciudad: 
Derechos básicos
Tema: 
Acción social y comunitaria
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Derechos humanos, civiles y sociales
Envejecimiento
Género
Pobreza y exclusión