Devolver las calles a los peatones, promoviendo la movilidad a pie y en bicicleta

Barcelona En Comú cree firmemente en la necesidad de avanzar hacia una ciudad más verde, a escala humana. Actualmente, fuera de los diferentes cascos antiguos, la ciudad está diseñada en función de la lógica del coche, que sólo representa una quinta parte de los desplazamientos que se producen en ella. Esta minoría ocupa el 60% de las calles, las calzadas, y dispone de una red de semáforos que prioriza su movilidad, en lugar de la del transporte público, los peatones o las bicicletas. Con el objetivo de revertir esta situación, proponemos:

  • Crear una red verde de calles peatonales, seguras, que permita circular por toda la ciudad, disminuyendo los niveles de contaminación en un 30%.

  • Combinar en los tramos de calles ganados para los peatones lugares de estancia y lugares de movimiento.

  • Distinguir entre tramos de velocidad restringida a 20 km/h, donde peatón y bicicleta coexisten; y tramos de velocidad restringida de prioridad invertida a 10 km/h, que permitan mantenerlos como espacios seguros.

  • Promover que estas calles tengan un diseño participativo que incorpore más verde en la calle.

  • Combinar la red de peatones con una red básica de carriles bici seguros, bien conectados, segregados del tráfico motorizado y de los peatones.

  • Trabajar para que esta red tenga una escala metropolitana.

  • Revisar el funcionamiento y las tarifas del Bicing, integrando el Bicing eléctrico, y velar por el buen uso de las infraestructuras y los servicios para los ciclistas.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Ecología
Envejecimiento
Género
Infancia
Salud
Urbanismo, vivienda y movilidad