Cuidar de los animales de la ciudad

Gobernar una ciudad como Barcelona implica cuidar de todos los seres vivos, humanos y no humanos. Iniciativas surgidas del movimiento en defensa de los animales, como la abolición de la tauromaquia, la demanda de circos sin animales o la retirada de la venta de animales en la Rambla han sido bien acogidas por la mayoría de barceloneses y barcelonesas. Sin embargo, queda mucho por hacer en esta materia. La protección, defensa y respeto del bienestar de los animales es un objetivo común para impulsar un modelo de ciudadanía responsable, comprometida y compasiva. Para ello, proponemos:

  • Transformar la Oficina de Protección de los Animales y convertirla en un órgano consultivo donde los diferentes agentes sociales se sientan representados y puedan trabajar conjuntamente y de forma transparente.

  • Asegurar el cumplimiento de la Ordenanza de tenencia de animales para avanzar aún más en un modelo de ciudad sensible, comprometida y exigente en el respeto a los animales.

  • Abrir el debate para replantear el actual modelo de zoo de Barcelona y los delfinarios.

  • Fomentar nuevas políticas municipales de lucha contra el abandono y el maltrato.

  • Otorgar ayudas para la esterilización, identificación y vacunación de animales de compañía de personas con necesidades especiales o en situación de exclusión social.

  • Habilitar más espacios para los animales de compañía de la ciudad.

  • Mejorar la transparencia en relación con los fondos destinados al bienestar animal y a los animales que dependen de la administración municipal.

  • Desarrollar y profundizar en los mecanismos de control ético de las poblaciones de palomas, cotorras y jabalíes en la zona de Collserola y otras partes de la ciudad.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Ecología