Convertir Barcelona en ciudad educadora de 0-100 años

La formación a lo largo de la vida es un aspecto clave para la cohesión social y para el bienestar de los ciudadanos, y Barcelona tiene que ofrecer más oportunidades asequibles para todos. Así pues, hay que:

  • Apostar por la formación de jóvenes y adultos con la inserción de escuelas de adultos en el sistema educativo, articulándose con el acceso a universidades de 25, 35 y 45 años, reforzando programas de universidad al alcance para personas mayores, generando actividades formativas en bibliotecas e institutos, para hacer una ciudad educadora de los 0 a los 100 años.

  • Trabajar y construir vínculos entre institutos-universidades-escuelas de adultos "Barcelona.edu", y entre otros, se debe fomentar la educación tecnológica para reducir la brecha digital, dotando a los centros educativos de impresoras 3D e inscribiéndolos en la red de ateneos de fabricación digital.

Tipo Modelo de ciudad: 
Ciudad para la vida
Tema: 
Educación
Envejecimiento
Infancia
Juventud