Avanzar hacia un modelo de transporte público integral y sostenible

La calidad de vida de la ciudadanía y sus posibilidades de acceso a las diferentes actividades que se desarrollan en la ciudad dependen en buena medida de la existencia de unas adecuadas infraestructuras y servicio de transporte público.

Al mismo tiempo, buena parte de los impactos ambientales, sociales y económicos que produce la ciudad se deben a un modelo de movilidad excesivamente dependiente del transporte privado motorizado. Para minimizar estos impactos, mejorar la calidad de vida y la accesibilidad en la ciudad, proponemos:

  • Convertir el transporte público metropolitano en un sistema único intermodal que integre tanto la red de metro, bus y tranvía como la bicicleta (bicing-ebicing) y el servicio compartido de coche (car sharing).

  • Conectar las redes de tranvía a través de la Diagonal con una urbanización completa de la calle que permita ganar un nuevo espacio de paseo por la ciudad.

  • Completar la Nueva Red Bus, a través de un proceso participativo a la hora de definir paradas y promover la extensión de la Nueva Red Bus al ámbito de la Área Metropolitana de Barcelona.

  • Mejorar la oferta de los buses de barrio, restableciendo la circulación en domingos y días festivos a la totalidad de sus líneas.

  • Favorecer el bus interurbano con la construcción de infraestructuras propias, especialmente en los corredores metropolitanos, y nuevas estaciones para mejorar los transbordos del bus urbano con la red interurbana de buses.

  • Apostar por la continuación de las obras de la L9 y el aumento de capacidad y fiabilidad de la red de Cercanías, como principales inversiones.

  • Avanzar en el desarrollo de las dos principales estaciones ferroviarias que se plantean en Barcelona, ​​Sants y La Sagrera.

Tipo Modelo de ciudad: 
Cambio de modelo
Tema: 
Ecología
Urbanismo, vivienda y movilidad