Apoyar a las pequeñas y medianas empresas y a la economía de pequeña escala

El Ayuntamiento de Barcelona debe valorar la escala pequeña, la que más condiciona la vida de la gente. Esto implica apoyar a proyectos locales de economía cooperativa, así como a autónomos y Pequeñas y Medianas Empresas. La apuesta por una economía de lo pequeño no implica renunciar a tener incidencia global ni a rechazar las economías de mayor escala cuando sea necesario, pero señala un compromiso prioritario con la aplicación del principio de proximidad en el ámbito económico. Esta perspectiva no se aplica actualmente, y en el Ayuntamiento predominan las actividades orientadas a la captación de grandes inversiones y a la promoción de las economías de escala centralizadas (como, por ejemplo, las grandes superficies).

Para alcanzar este objetivo proponemos:

  • Mejorar la financiación y estudiar la creación de un Instituto municipal de crédito, coordinado con otras entidades públicas (ICF e ICO) y muy especialmente con entidades de banca ética, con quien estudiaremos mecanismos específicos para facilitar el crédito (aval municipal, anticipos, titulización de activos)

  • Asegurar una contratación con mejores plazos de pago, ajustando el tipo de contratación a las características de las PYME y actuando como promotor de compras dirigidas al pequeño por parte de otros actores donde el Ayuntamiento puede influir, entre otras medidas.

  • Impulsar la promoción y formación empresarial mediante la reforma, reorientación y descentralización de Barcelona Activa, la creación de una moneda local, la aproximación de las oficinas de atención a la empresa en los barrios, etc.

Tipo Modelo de ciudad: 
Cambio de modelo
Tema: 
Paro, ocupación, derechos laborales y modelo productivo
Presupuestos y fiscalidad