Les plataformes ciutadanes municipalistes de Barcelona, A Corunha, Santiago, Ourense i Zaragoza exigeixen la retirada dels càrrecs contra els titellaires detinguts

Frente a la desmesurada tormenta informativa, política y judicial que ha desencadenado la representación de una obra de la compañía Títeres desde Abajo, programada por el Ayuntamiento de Madrid en las fiesta de Carnaval, las organizaciones firmantes queremos declarar lo siguiente:

  1. Dos personas inocentes han sido privadas de libertad durante varios días injustificadamente, por su actividad como titiriteros. Nos felicitamos porque, gracias a la presión social, acaban de ser puestos en libertad. La medida de prisión preventiva sin fianza era a todas luces abusiva. Aun así, esta rectificación de la Fiscalía es insuficiente y exigimos además la inmediata retirada de los cargos. Más allá de la inadecuación de la obra "La bruja y Don Cristóbal" para un público infantil, se trata de una pieza que realiza una crítica social desde la sátira y no hay nada en su contenido que justifique las acusaciones de enaltecimiento del terrorismo. En ningún caso la obra contenía proclamas o vítores a ETA, como algunos pretenden hacernos creer. Por el contrario, la escena denunciaba precisamente la utilización que algunos hacen del terrorismo y sus víctimas, con el propósito de atacar a la diversidad política y criminalizar a los movimientos sociales. De la misma manera que ya se han expresado jueces, abogados y profesionales del mundo de la cultura y los medios de comunicación, nosotros también rechazamos esta caracterización delictiva del ejercicio de la libertad de expresión, un derecho democrático irrenunciable, ganado con enorme esfuerzo a lo largo del tiempo.
  2.  Estamos ante una estrategia evidente para desestabilizar al Ayuntamiento de Madrid, justo en el momento en el que se discute el futuro del Gobierno del Estado. Algunos que han hecho de la corrupción y las políticas antidemocráticas sus señas de identidad, intentan ahora frenar su propio declive con los métodos más sucios, mediante la manipulación, las medias verdades y la aplicación de la mordaza a la libertad de expresión. No se trata de una polémica en torno a la moralidad pública, ni de un problema judicial, sino de un conflicto netamente político que se intenta hacer estallar por cauces antidemocráticos.
  3. Apoyamos a la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, que ha adoptado medidas tras reconocer la responsabilidad de un error de programación en su área de gobierno. Por este motivo, se ha visto expuesta a un ataque mediático y a una gravísima denuncia interpuesta por el Partido Popular ante la Audiencia Nacional. Vemos así cómo actúa un partido que tras muchos años de gestión corrupta intenta recuperar mediante el juego sucio el apoyo que la ciudadanía le está retirando. 

En mayo del pasado año, las plataformas ciudadanas municipalistas entramos en los ayuntamientos impulsadas por el deseo mayoritario de un cambio en las instituciones, para recuperar la democracia y poner en marcha políticas donde la prioridad son las personas. Hemos hecho de la transparencia, la rendición de cuentas y el fomento del escrutinio público parte de nuestras señas de identidad. Y desde el primer día hemos recibido ataques desde varios frentes de quienes se encontraban muy cómodos con la situación anterior. No nos pilla aisladas, no nos pilla solas. No funcionarán los intentos de sabotear con artimañas los gobiernos elegidos legítimamente por la ciudadanía. El futuro de los gobiernos del cambio ha de seguir estando exclusivamente en manos de la gente.

Estamos al lado del Gobierno de Madrid y al lado de los titiriteros, sobre los que pesa una acusación gravisima e injusta.

Firmantes de este comunicado:

Barcelona En Comú
Marea Atlántica
Zaragoza En Común  
Compostela Aberta
Ourense en Común