Las bases de Barcelona En Comú deciden poner fin al pacto municipal con el PSC

Un total de 3.800 personas -el 40% del registro de Barcelona En Comú- han participado en la consulta que se abrió el pasado jueves para preguntar a las bases sobre la continuidad del pacto municipal con el PSC, tras el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155. Un total de 2.059 personas (54%) han votado sí a poner fin al pacto, mientras que 1.736 han votado en contra (45%) y ha habido 5 votos en blanco.

El portavoz de Barcelona En Comú, Enric Bárcena ha manifestado que “hacer la consulta en este momento tan complicado es un orgullo para Barcelona En Comú y una muestra de valentía. Veníamos a hacer las cosas diferentes y lo hemos demostrado. Por coherencia democrática, no tendremos nunca miedo de consultar nuestros inscritos". Bárcena ha dicho que en las últimas semanas se  ha fe un debate “ejemplar” entre activistas. “En estos espacios se han valorado pros y contras, y nos hemos escuchado", ha remarcado el portavoz de Barcelona En Comú.

Gerardo Pisarello, primer teniente de alcaldía, ha valorado positivamente el año y medio de acuerdo con el PSC, pero ha reconocido que la situación excepcional que está viviendo Catalunya y el Estado español ha obligado a tomar medidas: "Ni la dirección del PSOE ni del PSC han dado la respuesta a la aplicación del 155 que nosotros esperábamos. Desgraciadamente decidieron alejarse del espacio de diálogo y acercarse al PP y Ciutadans. Hemos intentado hacer el posible porque cambiaran de posición".

Además ha manifestado que “la aplicación del artículo 155 es una pieza más de un proceso de recentralización autoritaria que está afectando el mundo local. Está en juego la defensa de derechos y libertades. Por este motivo, era elemental activar esta consulta, que no habría sido necesaria si el PSC hubiera consultado sus bases sobre el 155".

En los próximos días, el grupo municipal presentará una propuesta de trabajo. En este sentido, el primer teniente de alcaldía ha concretado que no se gobernará con ninguna otra fuerza política: “Rechazamos la política de bloques y de frentes, no es buena para la ciudad ni para Catalunya. No gobernaremos con otros partidos, pero buscaremos todos los acuerdos necesarios a brazo partido políticas para continuar con las líneas de gobierno que se basan a situar el eje social en el centro del debate. Más que nunca, la ciudad necesita que sus intereses estén por encima de todo”.

Después de conocer el resultado de la consulta, Pisarello ha remarcado que “gobernar escuchando es lo que toca hacer”. Y ha añadido: “Está claro que la ciudadanía pide que llegamos a acuerdos para hacer políticas de ciudad. Somos una formación municipalista y por lo tanto, pondremos toda la inteligencia colectiva para hacer de Barcelona la ciudad que sus vecinos piden”.