Barcelona En Comú da su apoyo a una acción de desobediencia civil masiva para la justicia climática en Alemania

Entre el 13 y el 16 de mayo de 2015 tendrá lugar en Alemania una acción de desobediencia civil masiva contra las explotaciones de carbón a cielo abierto de Lusatia (Este de Berlín). Centenares de activistas climáticos llegados de toda Europa se reunirán allá para denunciar la industria de los combustibles fósiles y el sistema económico que la sustenta. Esta acción será parte de la campaña internacional por la justicia climática “Libérate de los combustibles fósiles”, que está teniendo lugar entre el 4 y el 16 de mayo, en la que personas de todo el mundo están denunciando la industria de los combustibles fósiles y pidiendo una justa y urgente transición ecológica.


Barcelona En Comú ha apoyado a la carta de apoyo internacional que el movimiento por la justicia climática está circulando, junto con signatarios como Noam Chomsky, Naomi Klein, Vandana Shiva, Susan George o Caroline Lucas, entre otros muchos. Este gesto de apoyo por la justicia climática refuerza también la apuesta por un cambio de modelo de ciudad, más justa y ecológica, que ponga el cuidado de las personas, de los animales y de todo el planeta por encima de los intereses económicos. En concreto, se ha dado apoyo al siguiente texto: "Entre el 13 y el 16 de mayo, nosotros, junto a otras muchas personas estaremos haciendo acciones de desobediencia civil para interrumpir las actividades a la explotación de carbón a cielo abierto a Lusatia. Obligaremos al operador de la mina, la empresa Vattenfall, a suspender sus operaciones normales. Nos enfrentamos así contra la extracción y la quema de carbón, una de las causas principales del caos climático global. Teniendo en cuenta la urgencia del problema climático, vemos como necesario y apropiado traer la lucha contra el cambio climático un paso más allá: desde la protesta pública a la desobediencia civil.

En agosto de 2015, más de 1.000 personas entraron dentro del emisor de carbono más grande de Europa, en Rhineland, bloqueando la extracción de carbón a Garzweiler por todo un día. Y el 2016, la campaña para parar el carbón continúa. La empresa Vattenfall está intentando vender sus explotaciones de lignito alemanas a un nuevo inversor que continuará utilizando esta parte sucia y destructiva de nuestro sistema energético durante las próximas décadas. Este acuerdo será la inversión más grande en carbón en toda Europa – que resultaría en el apertura de nuevas explotaciones de carbón a cielo abierto, más reasentamientos, contaminación de los suelos y las aguas y un desastre por el clima y por todas nosotros.


Pienses el que pienses del acuerdo que los gobiernos firmaron en París, podemos estar de acuerdo en lo siguiente: no se hará nada significativo para proteger el clima si no actuamos desde debajo, si no cerramos las infraestructuras de combustibles fósiles, si no forzamos en los gobiernos y a las empresas a abandonar sus “business-as-usual”. No podemos confiarles el clima, sabiendo que quieren aprobar el TTIP que contribuirá masivamente al cambio climático y a la injusticia; que continúan subvencionando la industria de los combustibles fósiles y la expansión de la extracción de combustibles fósiles. Tomaremos cartas en el asunto y decimos Ende Gelaende – ¡Hasta aquí hemos llegado!