Barcelona en Comú rechaza la orden de disolución de Acción Ecológica en Ecuador

  • Acción Ecológica es y ha sido una entidad de referencia del ecologismo social latinoamericano tanto para Barcelona como para el resto del mundo.
  • Barcelona en Comú manifiesta su rechazo a la propuesta gubernamental de la disolución de esta entidad ecologista y defiende la libertad de expresión y la resistencia no violenta para salvaguardar los derechos humanos y los derechos de la naturaleza.

Barcelona en Comú quiere mostrar su apoyo incondicional a la entidad Acción Ecológica, y reafirma la necesidad de contar, en cualquier sociedad, con voces críticas e independientes de los gobiernos que estén comprometidas con la naturaleza y los derechos sociales como vías de transformación social. Por todo esto, Barcelona en Comú pide que se tengan en consideración las alegaciones presentadas y que las necesarias actividades de esta entidad no sean interrumpidas. 

El pasado 20 de diciembre, el Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno Ecuatoriano inició un proceso de disolución de la entidad ecologista Acción Ecológica, acusándola de extralimitarse en su rol ecologista. Este anuncio tuvo lugar dos días después de que Acción Ecológica pidiese una Comisión de Paz y Verdad para explorar las posibles violaciones de los derechos indígenas y ambientales que se estaban produciendo en la zona indígena Shuar, donde estas comunidades se oponen a una explotación minera en la Cordillera del Cóndor, así como después de diversas semanas durante las cuales la entidad había expuesto la grave  problemática socio-ambiental que se estaba produciendo en esa región.

La propuesta de disolución ha recibido un amplio rechazo por parte de la comunidad internacional, incluyendo cinco expertos independientes de Naciones Unidas y una multitud de entidades y colectivos ecuatorianos e internacionales.

Acción Ecológica es una entidad que tiene un fuerte vínculo con Barcelona, donde colabora y ha colaborado con numerosas ONGs y entidades ecologistas y de cooperación, impulsando un cambio de modelo socioeconómico que favorezca la emergencia de una sociedad más justa y sostenible. Además, diversos de sus integrantes han estado vinculados y han participado activamente en proyectos de investigación liderados por universidades ubicadas en esta ciudad, así como en cursos de formación académicas.

En el ámbito internacional y durante décadas, esta entidad ha co-liderado redes internacionales de denuncia de las problemáticas socio-ambientales derivadas de la extracción petrolera (como oilwatch) y la red internacional por la abolición de la deuda ecológica centrada en la denuncia de las desigualdades Norte-Sur en la responsabilidad de las problemáticas ambientales globales. De hecho, en el ámbito ecuatoriano ha liderado iniciativas que han tenido un reconocido impacto internacional, como la propuesta Yasuní-ITT o el reconocimiento constitucional de los derechos de la naturaleza.

Aún teniendo este notable historial vinculado a la lucha por la justicia social y ecológica, el gobierno ecuatoriano ha solicitado la disolución de esta entidad. Acción Ecológica, por su parte, ha presentado las alegaciones pertinentes al Ministerio de Medio Ambiente y en estos momentos se está evaluando su pertinencia.