Ada Colau y Bernie Sanders ponen en valor las alianzas internacionales para enfrentarse a Trump, Bolsonaro y Salvini

 

Ada Colau y Bernie Sanders han puesto de relieve la necesidad de construir alianzas para frenar el auge de la extrema derecha. Así lo han manifestado durante el encuentro que ambos han compartido en un acto organizado por el Sanders Institute en Burlington (Vermont). "Frente a la derecha que alimenta el miedo de nuestros vecinos, necesitamos construir esperanza. Y construir esta esperanza juntos, con los otros y no contra los otros. Únicamente en este camino, con alianzas construidas desde abajo, podemos vencer a los Salvinis, Bolsonaros y Trumps del mundo", ha dicho Ada Colau.

Colau ha sido invitada a participar en una mesa redonda donde además del senador Bernie Sanders, han participado el ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis; el economista Jeffrey Sachs; Niki Ashton, miembro de Canadian House of Commons; y el economista y periodista David McWilliams. En esta mesa se ha debatido sobre la necesidad de un movimiento progresista internacional. La alcaldesa ha remarcado la importancia de esta iniciativa. “Ahora mismo la racista, violenta, homofóbica y sexista extrema derecha se está organizando. Necesitamos amplificar todas las alternativas que estamos construyendo alrededor del mundo. Para probar que no estamos sólo y que el cambio es posible”, ha manifestado Colau.

Durante su intervención, Colau también ha explicado las medidas puestas en marcha en Barcelona orientadas a la mejora de las condiciones de vida del conjunto de la ciudadanía. “Hoy Barcelona es la ciudad con mayor inversión social del Estado”, ha remarcado Colau, quien ha recordado no se trata únicamente de incrementar la inversión social sino que, además, se están realizando cambios estructurales y ha puesto como ejemplo la creación el primer operador eléctrico que ofrece energía 100% renovable, Barcelona Energía.

“Por primera vez, el gobierno de la ciudad está haciendo frente a las multinacionales que especulan en nuestra ciudad”, ha manifestado Colau, quien ha subrayado que desde el Ayuntamiento se está obligando a las empresas a pagar sus impuestos (60 millones). “Inspiradas por otras ciudades, estamos obligando a que las promociones privadas destinen un 30% a vivienda asequible”, ha dicho la alcaldesa de Barcelona, quien también ha recordado las multas que se pusieron a Airbnb para anunciar apartamentos ilegales.

Colau ha dicho que participar en este encuentro no solamente es relevante para compartir experiencias, sino también porque “desde el principio, tal como teníamos claro que el nivel local era importante, también teníamos claro que lo era el nivel internacional, porque las ciudades es donde los cambios globales se materializan, tales como el cambio climático, las nuevas tecnologías, las migraciones o la lucha contra la especulación”. En este sentido, la alcaldesa ha remarcado que, por este motivo, se trabaja junto con otras ciudades compartiendo estrategias para la red de ciudades refugio en Europa, con la defensa del derecho a la vivienda en las Naciones Unidas o trabajando juntas para negociar con Arbnb o Uber.

Por su parte, el senador estadounidense ha manifestado su preocupación por cómo la derecha está gobernando los Estados Unidos: “Trump fue presidente porque nadie hablaba del dolor que hay en este país. Desde que él gobierna, la esperanza de vida ha caído por tercer año consecutivo. Hace falta que desarrollemos una agenda que atienda los problemas de todos los ciudadanos, no sólo del 1%. Hace falta que hablemos del poder que tiene Wall Street, del poder que tienen las farmacéuticas, las compañías de seguros, la industria de combustibles fósiles”, ha dicho.

Mesa de alcaldes y alcaldesas

Colau también participa esta mañana con Bill de Blasio, alcalde de Nueva York; Carmen Yulin Cruz, alcaldesa de San Juan (Puerto Rico); y Michael Tubbs, alcalde de la ciudad californiana de Stockton, en una mesa redonda donde Colau compartirá la experiencia de Barcelona y el papel que juegan las ciudades en la profundización democrática y la defensa de los derechos humanos.

El encuentro del Sanders Institute ha reunido estos días a 250 líderes mundiales para reflexionar sobre un futuro mejor. Este instituto se fundó en junio del 2017 y se basa en la idea que una democracia viva requiere de una ciudadanía informada, un debate público cívico y unas ideas valientes. Su misión es revitalizar nuestra democracia mediante la movilización de personas, organizaciones y medios en la busca de soluciones progresistas a los retos económicos, ecológicos, raciales y de justicia social.