Más escuelas infantiles 0-3…¡públicas y de calidad!

El gobierno municipal actual se ha encontrado la ciudad con muchas necesidades no resueltas y agravadas por una gestión del gobierno anterior fruto de su concepción ideológica. En el ámbito de la educación infantil 0-3, en concreto, aplicó unas medidas que han tenido unas graves consecuencias, desguazando el modelo de las escuelas infantiles, afectando la calidad de la atención educativa de los niños y abriendo las puertas a la gestión privada de un servicio público.

Disponemos de una extensa pero a la vez insuficiente red de centros públicos. Actualmente son 97, a pesar de que todavía muchas familias no pueden acceder. Es necesario un nuevo impulso, por eso se ha anunciado la voluntad de ampliar la red de escuelas infantiles 0-3 municipales de nuestra ciudad con la creación de una decena de centros nuevos. La construcción de estos equipamientos educativos (además de la ampliación de un edificio) supondrá el incremento de 847 nuevas plazas, tan necesarias a nuestra ciudad.

Otro avance es la remunicipalització de la gestión de 3 escuelas infantiles públicas el próximo curso. Desde el anterior mandato, están funcionando con gestión indirecta, un hecho paradójico que está suponiendo dejar en manos privadas la gestión de estos centros educativos de titularidad pública. Con esta medida se recuperará de nuevo la red única de escuelas infantiles públicas, es decir, de nuevo todas estarán gestionadas de manera directa.

El anterior equipo de gobierno deterioró el modelo educativo de las escuelas infantiles, aumentando las ratios (el número de niños por grupo y educadora) y reduciendo las horas de apoyo educativo. Con estos recortes, no se tuvo en cuenta el criterio y la experiencia de la comunidad del 0-3. En este sentido, el actual consistorio también ha anunciado la recuperación de la media hora diaria de apoyo educativo recortada en el anterior mandato.

Son decisiones que no sólo amplían las plazas ofertades sino que también van encaminadas a mejorar la atención educativa de los niños y a la vez las condiciones laborales de todas las trabajadoras, preservando un modelo educativo forjado con muchos años de experiencia profesional compartida. A pesar de las limitaciones hacia las administraciones locales para poder aumentar las contrataciones públicas, el actual equipo de gobierno declarará las escuelas infantiles servicios esenciales, lo cual permitirá incrementar la plantilla necesaria para abrir los centros nuevos.

Todas estas mejoras piden de un extraordinario esfuerzo a nivel presupuestario puesto que la Generalitat hace unos años que ha dejado de financiar todas estas plazas, actualmente 8100. A pesar de las dificultades económicas, se mantiene firme el compromiso de no aumentar las cuotas de las familias.

Desde Barcelona en común trabajamos para ampliar la red y mejorar la calidad de las escuelas infantiles 0-3...¡públicas y de calidad!