Jueves, 26 mayo, 2022

La Barcelona que queremos

Barcelona siempre ha sido, es y será mi ciudad. Por eso, me llena de esperanza ver todo lo que hemos conseguido en solo unos años y me siento muy orgullosa de que Barcelona, nuestra ciudad, tenga hoy un gran proyecto en marcha.

La política tiene que servir para mejorar la vida de los vecinos y las vecinas en su día a día. A la vez, la política es la herramienta más importante que tenemos como sociedad para levantar los cimientos que tendrán que orientar y sostener nuestro futuro compartido. Gobernar de manera responsable obliga a una gestión eficiente y transparente de los recursos.

Pero esto no es suficiente. Gobernar con mirada larga implica ordenar la agenda de prioridades entendiendo el contexto y las necesidades del presente,  con una clara visión de futuro. Solo así estaremos preparadas para afrontar los nuevos retos y aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

El objetivo, por lo tanto, no es transformar por transformar. El objetivo es transformar para mejorar el bienestar presente y futuro de la ciudadanía.

Los cambios profundos necesitan tiempos, pero, una vez activados, acontecen imparables. Y a pesar de que nos queda un largo camino por recorrer, no tenemos que olvidar nunca que hemos conseguido cosas que, hasta hace muy poco, nos decían que eran imposibles.

Hoy, el Ayuntamiento de Barcelona es la administración que más vivienda de alquiler social construye de todo el Estado y, por cuarto año consecutivo, la capital con mayor inversión social de toda España.

Durante los últimos años hemos fortalecido los servicios públicos de la ciudad, reforzando por ejemplo el servicio de limpieza Cuidamos Barcelona, al que dedicamos un 10% del presupuesto municipal, o ampliando la dotación de la Guardia Urbana con más recursos y la plantilla más grande de la historia.

Pero no nos hemos quedado aquí. Barcelona ha sido reconocida por impulsar servicios pioneros como el dentista municipal para personas vulnerables —que, en breve, haremos extensible al conjunto de toda la población—, crear una unidad antidesahucios que no existía, poner en marcha una eléctrica pública y desplegar el servicio Konsulta’m, que ofrece apoyo psicológico gratuito y sin cita previa, haciendo de la salud mental una de las prioridades de nuestro gobierno.

Somos capital científica, cultural y tecnológica, una ciudad mediterránea de comercio y de talento, y la transformación urbana que estamos impulsando para hacer frente a la emergencia climática y a la contaminación es un referente internacional.

Hagamos realidad la Barcelona que queremos y la vida que queremos, de la única manera posible, juntas. Únete. 

Actualmente, lideramos la recuperación económica en España con los mejores datos de reducción del paro del Estado y con más contratos indefinidos que nunca.
Somos la ciudad que ha recibido más fondos europeos Next Generation porque apostamos por una transición verde y digital que pone en el centro las personas. Ante todos estos adelantos encontraremos algunas resistencias.

Sentiremos ruido por parte de aquellos que han perdido privilegios y que querrían devolver la ciudad del pasado. Una ciudad que daba barra libre a la especulación, amplificaba las desigualdades y aceptaba que la normalidad es que el aire que respiran nuestros niños y las personas mayores esté contaminado.

Pero un proyecto verdaderamente fuerte no es aquel que tiene el apoyo de los grandes poderes mediáticos o económicos, sino el que tiene el empujón, la fuerza y la complicidad de la gente y de los barrios y los barceloneses y barcelonesas tenemos claro en qué ciudad queremos vivir y qué ciudad queremos dejar a las generaciones próximas.

Nuestros niños y niñas merecen crecer y educarse en una Barcelona justa, verde, saludable y llena de vida. Una ciudad de futuro. Ahora que empezamos a recoger los frutos, y el cambio ya es tangible en nuestras vidas y en nuestros barrris, es más necesario que nunca continuar empujando con fuerza. Por eso es imprescindible que la gente común, que las personas como tú, continúen formando parte de este cambio y sean protagonistas.

Ada Colau, alcaldessa de Barcelona