Las ciudades encuentran atajos dentro de la normativa europea para impulsar la economía del bien común a nivel local

Las Ciudades del Cambio han demostrado que desde los ayuntamientos es posible hacer políticas que reduzcan el déficit, el endeudamiento y al mismo tiempo implementar políticas redistributivas. En el quinto debate Del barrio a Europa se ha puesto de relieve que las ciudades están liderando las experiencias económicas más transformadoras en Europa.

Desde las ciudades se pueden crear alternativas a la Europa de los recortes y la precariedad laboral. En este sentido, durante el debate “Económica para el Bien Común”, se puso de relieve que existe una estrategia fallida de la política económica europea. Por este motivo, las ciudades como Barcelona y Madrid están aprovechando las grietas en la UE para reforzar una políticas sociales más avanzadas. "La normativa europea no nos permite excluir a grandes multinacionales de la contratación pública. Pero lo que sí que podemos hacer es obligarlos a cumplir cláusulas sociales”, ha dicho Gerardo Pisarello. Y ha añadido: “Debemos aprovechar las contradicciones internas de la normativa europea para crear palancas de cambio desde las ciudades”.

Por su parte, Rita Maestre, portavoz del Gobierno del Grupo Municipal Ahora Madrid, ha puesto el foco en la capacidad de las ciudades y su responsabilidad para intervenir en Europa y frenar la escalada de la desigualdad. En esta línea Maestre asegura que desde Madrid se está realizando una apuesta por las empresas públicas, la reducción de la deuda y la inversión pública. “Nadie ha reducido la deuda como Manuela Carmena y la buena gestión es una bandera de orgullo para nuestro gobierno y para la ciudadanía”, ha manifestado Maestre, quien ha subrayado la apuesta del ayuntamiento por la empresas públicas. “Hemos municipalizado la funeraria en Madrid y ya es una empresa pública que arroja beneficios”, ha destacado la portavoz de Ahora Madrid.

El eurodiputado Ernest Urtasun ha puesto de relieve que en Europa existe una “estrategia fallida de politica económica”. “Las mejores experiencias de transformación económica en Europa provienen de lo local”, ha subrayado Urtasun, quien ha recordado los principales impulsos en este sentido provienen en materia del acceso al agua o a la vivienda. Según en eurodiputado, en la UE hay cuatro grandes batallas a nivel económico: la batalla de la fiscalidad, la regulación financiera, los mecanismos que estimulen la transición ecológica y la defensa de los bienes comunes.

Finalmente, Montse Junyent, presidenta de la Asociación catalana para el fomento de la economía del bien común ha puesto el acento en las herramientas de una economía diversa. “La economía del bien común pretende sumar con todas las propuestas de transformación económica”, ha dicho. Junyent ha manifestado que la economía del bien común se abre en el ámbito local y ya hay municipios que a nivel estatal ya están avanzando en la defensa y apuesta de la economía del bien común.

Seis debates

Barcelona En Comú ha organizado de seis debates temáticos que se enmarcan dentro de las jornadas denominadas “Del barrio en Europa” y que ya finalizarán el próximo mes de julio. Este ciclo de debates pretende generar un espacio de reflexión sobre la dimensión europea de las principales batallas municipalistas de Barcelona como son la vivienda o la gestión pública de los bienes comunes, retos que son compartidos por otros municipios y ciudades alrededor del mundo.

Además de los debates públicos, cada jornada se completará con un taller en el cual se trabajará un documento de propuestas que se hayan abordado en los debates previos. El resultado de estos talleres se presentará en otoño.

La próxima cita será el 13 de julio en el barrio de Sarrià y versará sobre cómo frenar la extrema derecha.