Ciudad oberta

Estamos impulsando medidas que blindan a la institución de la corrupción, garantizan transparencia y potencian la participación directa y la rendición de cuentas, catro condiciones para una democracia sana. 

  • Somos ciudad feminista

    En los últimos 4 años, 55.600 mujeres han mejorado sus condiciones laborales a través de los programas municipales de asesoramiento, formación y contratación. Hemos creado el protocolo "No Callem" para luchar contra las violencias sexuales en salas de música y otros equipamientos culturales, y la renta para familias monoparentales, que llega a más de 2.000 familias.

  • Abrimos el Centro LGTBI

    Hemos puesto en marcha el Centro LGTBI de ciudad, el primer centro municipal de recursos LGTBI del Estado. Un espacio que aspira a convertirse en centro de referencia y que está gestionado por el mismo movimiento LGTB. Porque Barcelona está orgullosa de su diversidad.

  • Defendemos los derechos de las personas migrantes y refugiadas

    Ninguna persona es ilegal, por eso estamos desarrollando políticas de acogida a las personas que han llegado a nuestra ciudad en situación irregular o que están excluidas de las ayudas estatales. El programa Nausica, el Documento de Vecindad para evitar expulsiones o internamientos en los CIEs o el apoyo a la Fundación OpenArms son algunos ejemplos.

  • Defendemos a la ciudadanía ante el 1-O

    Nos hemos personado en la causa abierta contra la actuación policial del 1 de octubre. Siempre hemos defendido la celebración de un referéndum pactado y con garantías y queremos que aquellas personas que lo reclamaron ese día tengan garantizados sus derechos. Ya son 41 los policías investigados.

  • Recuperamos la memoria histórica

    Barcelona es ciudad antifranquista, por eso no queremos rendir homenajes a quienes formaron parte del régimen. Hemos retirado las medallas de oro a Franco y otros franquistas y hemos cambiado nombre a calles y plazas que conmemoraban la represión. El Espai Memorial Camp de la Bota, en recuerdo a las 1.706 personas fusiladas, es una muestra de nuestro compromiso por la memoria histórica.

  • Portal de transparencia y agendas públicas

    Hemos creado una Oficina de Transparencia y Buenas Prácticas para que todos los ciudadanos puedan ver cómo y en qué se gasta el presupuesto del Ayuntamiento. Además, las agendas de los concejales son públicas y consultables, porque queremos que sepas qué hace cada uno.

  • Luchamos contra la corrupción y el fraude

    Hemos creado el primer Buzón ética de todo el Estado, una herramienta para denunciar de manera anónima los abusos o malas prácticas de la institución. Queremos ser un ejemplo de gobierno radicalmente democrático, transparente y justo. Hemos recuperado 69M€ en la lucha contra el fraude fiscal, sobre todo de empresas que no habían pagado los impuestos que les correspondían.

  • Nuevas herramientas de participación ciudadana

    Queremos que tú tengas la última palabra, por eso hemos desarrollado más herramientas de participación directa, como la Multiconsulta, que se podrá realizar el mandato que viene y permitirá consultas por iniciativa ciudadana una vez al año; y el Decidim.Barcelona, ​​la primera plataforma de participación hecha con software libre, que ha servido para hacer el Plan de Actuación Municipal.

  • Contratación pública ética

    Hemos cambiado los criterios de contratación del Ayuntamiento para favorecer el acceso de las pequeñas y medianas empresas a la contratación pública. El 80% de los contratos públicos en Barcelona incorporan cláusulas sociales, ecológicas y feministas y premiamos a las empresas que aumentan los sueldos a través de un acuerdo metropolitano por un salario mínimo.

  • Encuentros con la alcaldesa

    Cada 15 días hacemos rendición de cuentas en los barrios con las Trobades amb l'Alcaldessa, unas reuniones donde la Alcaldesa y el concejal o concejala de cada distrito se encuentran cara a cara con los vecinos y vecinas para escuchar sus preocupaciones y recoger sus demandas.