¿Por qué Agbar ataca a Ada Colau?

Qui és la multinacional Agbar que fa negoci amb l'aigua de Barcelona? Per què veu a l'alcaldessa Ada Colau com una amenaça als seus privilegis?

La multinacional Agbar ataca a Ada Colau desde que la alcaldesa llegó al Ayuntamiento de Barcelona. Cómo veremos, no es un caso aislado, numerosos Ayuntamientos reciben el mismo acoso.

Agbar se hizo con el negocio del agua de Barcelona en 2012 a través de concesiones polémicas y a dedo, mientras la empresa financiaba a las fundaciones de los partidos políticos que se la concedieron. A través de diferentes empresas, Agbar controla el negocio del agua en varias regiones de España y está presente en más de 25 países. Además, Agbar forma parte del grupo Suez, que factura cada año 37.000 millones de euros en todo el mundo.

La multinacional Agbar no quiere dejar escapar un negocio millonario e intenta impedir, de cualquier manera, que Barcelona tenga una gestión pública del agua y lo hace a través de la guerra judicial (lawfare) y de campañas publicitarias que pagamos con el recibo del agua.

La multinacional Agbar ataca a Ada Colau a través del Lawfare

Desde que llegó a la alcaldía de Barcelona, Ada Colau y su equipo han recibido 10 denuncias que han quedado archivadas. Multinacionales, grandes intereses inmobiliarios o asociaciones de ultraderecha han denunciado a Ada Colau por tocar privilegios y defender el bien común.

Después de 10 denuncias archivadas, la próxima vez que escuches que han denunciado a tu alcaldesa, pregúntate: Quién denuncia, qué intereses tiene y quienes defiende al ciudadano de la calle.

Agbar ahoga con denuncias falsas a centenares de Ayuntamientos

Aunque no se escuche mucho, actualmente la Multinacional Agbar está implicada en macrocausas judiciales (Pokémon, Púnica, Petrum) por supuesta corrupción y obtención del contrato de agua a través de sobornos en múltiples municipios gobernados por CiU, PSOE y PP. En palabras literales de una de las juezas instructoras de las macrocausas: «no puede dudarse que Agbar ha venido actuando como una verdadera organización criminal que utilizaba los denominados «conseguidores» para sobornar, mediante regalos y favores, a cargos públicos y a funcionarios para que actuaran en favor de los intereses de la empresa.» Centenares de ayuntamientos (Barcelona, Terrassa, Valladolid…) que han intentado recuperar la gestión del agua han estado víctimas de guerra judicial a través de una avalancha de denuncias por parte de la multinacional con el objetivo de intimidar y bloquear.

¿Por qué la multinacional Agbar considera que Ada Colau es un obstáculo? ¿Qué quiere la alcaldesa?

Agbar opera a diferentes niveles y con una estrategia muy completa para proteger sus privilegios:

  • Una acción jurídica agresiva e intimidatoria contra multitud de ayuntamientos democráticos, cargos electos, funcionarios públicos o entidades sociales que defienden derechos básicos y cuestionan su negocio.
  • Financian tabloides digitales y asociaciones pantalla que solo tienen como propósito la desinformación. Es decir, construir querellas que después quedan archivadas y generar noticias falsas sobre personas que no los bailan el agua y no se dejan ni comprar ni amedrentar. Crónica Global y Metrópoli Abierta serían dos de los ejemplos más claros de «chiringuitos» digitales que se dedican a crear «bulos» y difundir mentiras para atacar adversarios políticos.
  • Tejen una telaraña de complicidades y compran voluntades. Resulta sorprendente que una multinacional implicada en causas abiertas por sobornar cargos públicos para obtener contratos, haga a través de su fundación un convenio de colaboración con el CGPJ para formar jueces sobre derechos de agua.
  • Lavado de cara para hacer creer que son buena gente. Se trata de una empresa que se gasta millones de euros en publicidad, patrocinios y convenios con los medios de comunicación para vender una buena imagen y condicionar todo aquello que se publica. Resulta prácticamente imposible encontrar un gran medio de comunicación que se atreva a denunciar la mala praxis de Agbar.
  • Sabotean a los ayuntamientos democráticos que se han atrevido a revertir la privatización del agua como ocurrió en Valladolid y en tantos otros municipios.

Cada vez que abres el grifo y que recibas/te ahogue la factura del agua recuerda que:

  1. Una gestión pública y sin afán de lucro del agua rebajaría hasta un 20% la factura y mejoraría el servicio y la calidad del agua que bebemos.
  2. El 80% de los barceloneses queremos que el agua se gestione como un bien público y no como un negocio con el cual especular.
  3. Agbar y otros multinacionales/lobbies utilizan nuestro dinero para interponer denuncias falsas que acaban archivadas

Hagamos frente a las multinacionales que quieren especular; no nos dejemos intimidar por campañas de desinformación ni nos dejan comprar. Si tú también crees que la política es una herramienta de la gente, y no de las élites, PARTICIPA

Para leer todos los artículos relacionados, haz click aquí.
Recibe en tu Telegram o Whatsapp las últimas noticias de Barcelona En Comú

También puede interesarte

Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibe en tu correo todo lo que estamos haciendo en los barrios de Barcelona.
    Haciendo click en "Suscribirse", acepto que Barcelona En Comú utilice la información que proporciono para enviarme actualidad por correo electrónico. Para saber más, consulta nuestra Política de privacidad.